El número siete está presente en muchos ámbitos de la cultura y la religión, siendo considerado de buena suerte. Te invitamos a descubrir por qué.

 

El número siete es considerado de buena suerte en algunas culturas y religiones porque se le asocia con la perfección, la naturaleza y con los dioses, por lo que suele aparecer en la mitología.

 

 

Desde la antigüedad al número siete se le relacionó con las fases de la luna y con los siete cuerpos celestes del sistema solar, que eran conocidos en ese momento, el Sol, la Luna, la Tierra, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

 

Para el cristianismo, el judaísmo y el islam, la Tierra fue creada en siete días. En la Biblia hay muchas referencias que mencionan al número siete. Por ejemplo en Mateo 18, 21-35: “Entonces se acercó Pedro y le dijo: «Señor, ¿cuántas veces ha de pecar contra mí mi hermano y he de perdonarle yo? ¿Hasta siete veces?». Jesús le dijo: «No te digo: hasta siete veces, sino: hasta setenta y siete veces»”.

 

En la Biblia también podemos encontrar otras referencias como: los siete sellos del Apocalipsis, las siete trompetas, las siete copas y los siete pecados capitales.

 

El siete está presente en todos los ámbitos. Eran siete esculturas y obras arquitectónicas que los antiguos griegos consideraban dignas de ser visitadas. Es un dígito recurrente en la cultura porque son siete los días de la semana, siete los colores del arcoíris y siete notas musicales.

 

Aún se desconocen las razones precisas que hacen que el número siete sea considerado de buena suerte en algunas culturas; sin embargo, es un hecho que está relacionado con distintos ámbitos de la historia de la humanidad, otorgando a esta cifra una fascinación popular.

 

 

Con información de Culturizando.

Tags: , ,

Related Article