Cuando alguien recuerda tu nombre, centras tu atención en esa persona, te sientes valorizado y nace una relación. Pero en honor a la verdad, hay más de uno que es un verdadero desastre para recordar nombres y caras. Aprende estos sencillos trucos para que no vuelva a ocurrir ese incómodo olvido:

Pregunta el nombre: uno de los principales problemas es no escuchar o no entender bien el nombre la primera vez. No tengas pena, si no lo entiendes pide que te lo repitan o lo deletreen.

Úsalo: Desde el momento en que sabes el nombre trata de utilizarlo y de dirigirte a la otra persona con él. Por ejemplo “Encantado de conocerte María”.

Relaciona el nombre: asocia el nombre con alguna rima o canción: “Así es María, tan caliente y fría”. Pero ojo, ten cuidado de hacer estas asociaciones sólo en tu interior, no siempre el humor cae bien.

Tags: , , ,

Related Article