En el año 2000 el director indio M. Night Shyamalan llevó a la pantalla grande la historia de “El Protegido”, una cinta protagonizada por Bruce Willis y Samuel L. Jackson en la que llevaba a los superhéroes a un plano real, 16 años después estrenó “Split” estelarizada por James McAvoy quien encarnó a Kevin Wendell Crumb un hombre con un trastorno de personalidad múltiple, 24 en total y una de las personalidades era mitad animal y mitad humano. Ahora el hindú termina su trilogía de superhéroes con Glass una película que te hace pensar lo fuerte que puede ser la mente humana.

 

David Dunn (Bruce Willis) está cazando a “La Bestia”, una de las personalidades de Kevin Wendell Crumb (James McAvoy) quien también se hace llamar “La Horda”, cuando ambos se encuentran son apresados y llevados a una institución mental que se encarga de personas con trastornos de megalomanía que creen tener superpoderes, en esa institución está Elijah Spencer (Samuel L. Jackson), un hombre con una mente privilegiada y una enfermedad que hace que sus huesos se rompan con facilidad, él se llama a si mismo Mr. Glass y tiene un plan para demostrar que la gente con superpoderes existe, mientras son estudiados por una psiquiatra llamada Ellie Staple (Sarah Paulson).

Shyamalan une las historias de gran forma en Glass, además tiene una dirección artística muy loable con un diseño de producción interesante, las escenas de “La Horda” y todo el despliegue de talento que le imprime McAvoy te mantienen interesado en el largometraje que explora hasta dónde puede llegar la mente humana.

Los dos primeros actos de la película te llevan a un ritmo, pero el tercer acto te cambia toda la perspectiva de la cinta, sobre todo en los minutos finales, es un cierre digno de una de las trilogías más creativas que se han realizado en el cine.

Los puntos bajos de Glass son lo explicativas que pueden llegar a ser algunas escenas, en especial el personaje de Paulson que por momentos no parecen enmarcada dentro de este universo. Y es que si algo hay que aplaudirle a Shyamalan es como lanzó las dos últimas entregas de su trilogía en pleno apogeo de los superhéroes y aun así fue lo suficientemente creativo para quedarse en la psiquis de los espectadores.

 

 

 

Con información de 2001.

Tags: ,

Related Article